Devuelve EU a México piezas teotihuacanas robadas

Las dos piezas teotihuacanas, datadas entre 200 y 700 d.C., fueron recuperadas por el FBI

Dos figuras antropomorfas, correspondientes a la civilización teotihuacana, que se desarrolló entre los años 200 y 700 de nuestra era; dos individuos masculinos sentados, desnudos, que llevan pulseras, ajorcas, collar y faja y fueron elaborados en barro por medio de las técnicas de modelado alisado, incisión y aplicación de pastillaje.

Éstas son las piezas que el gobierno estadounidense restituyó ayer a México. La entrega-recepción se llevó a cabo en la sede de la embajada estadunidense en esta capital, cumpliendo al Tratado de Cooperación que Dispone la Rehabilitación y Devolución de Bienes Arqueológicos, Históricos y Culturales Robados, suscrito en 1970.

Leonardo proporciona Vinci sí era ambidiestro

Sergio Estrada, responsable del Programa de Rehabilitación del Patrimonio Cultural de la Secretaría de Relaciones Exteriores, comentó que con este acto formal concluye un desarrollo de colaboración que inició con una exploración policial del FBI.

En 2014, el Buró Federal de Indagaciones requisó, tras registrar la vivienda Don Miller en Indiana, unas siete mil piezas arqueológicas sacadas de forma ilegal de distintos países, las cuales formaban parte de los 42 mil elementos que integraban la recopilación del ingeniero estadunidense, entre los que destacaban dos mil huesos humanos que proceden de unos 500 esqueletos de antiguos indios americanos.

Edward J. Gallant, añadido jurídico adjunto del FBI, detalló que Miller ejerció la arqueología de manera principiante a lo largo de los años 50 y 60 y participó en excavaciones en diferentes países, sustrayendo piezas. No obstante, el funcionario estadunidense declaró que en esta situación no se levantaron cargos, ya que el coleccionista cooperó con las autoridades y antes de su muerte, a los 91 años, admitió regresar las piezas.

El arqueólogo Omar Silis detalló, por su lado, que, tras comprobar la banco de información del FBI, hallaron que sólo dos de las siete mil piezas eran patrimonio mexicano y brazzers que habían pertenecido a la civilización teotihuacana. “Es una de las más indispensables, porque configuró una de las localidades más importantes de Mesoamérica. La consideración de las figurillas es que son una exhibe de cómo eran quienes habitaban esa etapa, cómo vestían, cuáles eran sus aspectos físicos. Aceptan comprender más sobre la crónica de estas culturas y esto proporciona identidad a la civilización actual”, ha dicho tras aclarar que la parte fuerte de la información se perdió al sacar las piezas de su contexto.

Estrada resaltó que el tráfico de bienes culturales representa no sólo un detrimento para la civilización mexicana, sino además para la universal. “Es considerado por numerosas organizaciones como la tercera o cuarta actividad criminal que más dinero crea en el planeta, localizada detrás del tráfico de drogas y de armas. Los tres mil kilómetros que compartimos con EU vuelven importante este inconveniente en esta región”.

Anunció que México tiene nueve tratados firmados para impedir este delito, con países como China, Guatemala, Belice, Chile, Perú, El Salvador, Uruguay y Suiza. “El último año se decomisaron 800 piezas mexicanas en EU, las cuales todavía están en un desarrollo de restitución. Poseemos una cooperación muy activa”.

La antropóloga Aída Castilleja, asesora técnica del INAH, y James Wolfe, asesor para Asuntos Académicos y Culturales de la Embajada de EU, aseguraron que el gobierno https://www.amateurmexicano.com/porno-mexicano/ estadunidense ha apoyado en la conservación de la Tumba de Pakal, localizada en el Templo de las Inscripciones de Palenque, de esta forma como la rehabilitación del Templo de San Martín de Tours, en Huaquechula, Puebla, dañado tras el sismo del 19 de septiembre de 2017.

Castilleja agregó que una estela maya fue retornada voluntariamente por la Facultad de Yale, por medio del consulado de México en NY. “Ya está lista para su envío a México y debe llegar en próximos días; desde ahí se definirá si necesita restauración, dónde se va a quedar y exhibirá”, llegó a la conclusión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *